Facebook Like

Estadisticas de Visitas

Los datos corresponden desde apertura de este sitio: Octubre-2010
mod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_counter
mod_vvisit_counterHoy1386
mod_vvisit_counterAyer1810
mod_vvisit_counterEsta semana11152
mod_vvisit_counterSemana Anterior18967
mod_vvisit_counterEste mes46000
mod_vvisit_counterMes anterior47661
mod_vvisit_counterTotal1677745
Fecha: Dic 21, 2014
Futuro de Aeropuerto de Latacunga depende del Gobierno PDF Imprimir E-mail
(0 votos, media 0 de 5)
Usar puntuación: / 0
MaloBueno 
Escrito por La Gaceta - Redacción Central   
Miércoles, 27 de Octubre de 2010 12:20

Durante la primera semana de octubre, se realizó la Expoflores 2010 en la ciudad de Quito, evento al que año tras año concurren las empresas floricultoras del país y aquellas que proveen de servicios a las mismas, como las aerolíneas que ofrecen sus servicios de carga, en una de las mayores muestras del potencial agrícola del país.

Cotopaxi desde hace varios años, es una de las provincias en las que se han asentado numerosas empresas florícolas, constituyéndose en la segunda en importancia después de la zona de Cayambe y Tabacundo en Pichincha, por los volúmenes de producción y compitiendo por el primer sitial en cuanto a la calidad del producto. Una de las personas que asistió a este evento, es Álvaro Espinosa, gerente de una de las empresas ubicadas en el sector de Guaytacama, quien señala que aparte de los expositores, se tuvo la presencia de un número importante de clientes de diversos países de Europa, de Rusia, de los Estados Unidos, de Chile y Argentina y de otros países que están comprando flor ecuatoriana.
Se estima que estuvieron presentes alrededor de unas 150 empresas productoras, entre las cuales fue preponderante la presencia de Cotopaxi.
Este encuentro cuyo principal objetivo como toda feria, es  entablar relaciones comerciales con los mercados del exterior, también es la oportunidad para que los productores intercambien experiencias y puedan dialogar sobre las principales inquietudes en torno a la marcha de sus negocios.
Al respecto, Álvaro Espinosa menciona que hay temas de interés común, como el de los aranceles, porque los sucesivos plazos que se establecen para la negociación de las preferencias arancelarias, generan inquietud en los productores, en vista de que, a diferencia de otros países que tienen tratados comerciales con Estados Unidos y Europa, el Ecuador no ha ingresado en esa modalidad, lo que perjudica la competitividad de la flor ecuatoriana en el contexto de los países productores.
Otro tema importante y grave para la producción ecuatoriana, es el costo de las tarifas aéreas, ya que por algunas razones, existen diferencias importantes con aquellos que se manejan en otros países como Colombia y otros países de Latinoamérica.
El hecho de que para este tipo de producto exista un solo aeropuerto como es Quito, constituye una dificultad, porque además las características de orden técnico no permiten que los aviones puedan cargar a la máxima capacidad. Por esta razón deben necesariamente completar su carga en una escala en Guayaquil, lo que significa un incremento de costos que finalmente son cargados a los productores florícolas a través de las tarifas.
De ahí la importancia del aeropuerto de Latacunga, cuyas condiciones posibilitarían que los aviones con carga completa, hagan vuelos directos a Europa y a otros países, incluso a Rusia.
El tema aeropuertos entonces, está ligado íntimamente al desarrollo del sector floricultor, más los acuerdos comerciales que faciliten que por ejemplo se pueda vender directamente a Rusia y no a través de países como Holanda y otros países de Europa, que hacen una especie de intermediación por el tema de los aranceles demasiado altos.
Un aspecto que ha sido tocado en algunas oportunidades, es el de la competencia con Colombia y los países africanos. Al respecto Álvaro Espinosa afirma que en los últimos meses, por efectos de las políticas monetarias que aplica Colombia, este país ha dejado de ser una grave amenaza, pero no sucede lo mismo con África, que cada vez saca mejor producto y cuyos costos, principalmente en mano de obra son extremadamente bajos. Las inversiones en África provienen de Europa y se trataría de plantaciones muy grandes, que en algunos casos llegan hasta las 600 hectáreas, pero además negocian en condiciones muy ventajosas, de modo que ocupan alrededor del 90 por ciento de las exportaciones al mercado europeo.
Una de las pocas ventajas de la flor ecuatoriana, sería el tamaño y otros elementos de calidad, pero en materia de costos de producción las desventajas son muy grandes, según el entrevistado. Sólo en materia de mano de obra, en nuestro país, la incidencia sería del orden del 60 por ciento.
El desafío está en tratar de ser competitivos en cuanto a calidad, porque hay lógica en que la mano de obra cada vez será más alto, lo que es bueno para el país, afirma Espinosa, pero insiste en que las ventajas deben empezar por el asunto de las tarifas aéreas, para lo cual el tema aeropuerto de Quito y Latacunga, jugará un papel fundamental en los próximos meses.
Precisamente sobre este asunto, menciona que el costo del aeropuerto de Quito y el tiempo estimado para el retorno de la inversión, puede traer consecuencias para el sector exportador, pues los ingresos calculados comprenden un 50 por ciento por concepto de carga dentro del cual el 98 por ciento corresponde a flores y un 50 por ciento por pasajeros.
Esto podría significar un fuerte juego de intereses, para asegurar  la amortización  del aeropuerto de Quito, lo que significaría que las tarifas no bajarán a los niveles de otros aeropuertos y que existirán presiones de toda índole para que la alternativa del funcionamiento del aeropuerto de Latacunga sea postergada.
La gran interrogante que se abre entonces, es saber hasta donde el Gobierno estará dispuesto a impulsar el funcionamiento pleno del aeropuerto de Latacunga, en el que aparte de las bondades de orden técnico, se pueda ofrecer condiciones más ventajosas en cuanto a costos que el aeropuerto de Quito.
Está por verse entonces, si detrás de las declaraciones de los voceros del Gobierno, existe la real intención de que el aeropuerto de Latacunga pueda ofrecer condiciones que permitan al sector floricultor ser competitivo con el resto del mundo, lo que se evidenciaría al momento en que, como propietario del mismo, tome la decisión concerniente a la fijación de las tarifas.
Este asunto es de tal importancia, asegura Espinosa, que de una decisión desacertada podría depender la supervivencia del sector florícola, que al momento genera alrededor de unas 150 mil plazas de empleo y que podría crecer hasta tres veces más en los próximos diez años, si existen decisiones acertadas en cuanto a abaratar los costos del transporte aéreo.
Finalmente, señala que las posibilidades de crecimiento del sector florícola están ligadas tan íntimamente al asunto del transporte, que muchas alternativas han sido dejadas de lado, como el cultivo de otras especies que no sean únicamente las rosas, pues por razones del manejo de tiempos, se han parado muchos emprendimientos y se pierden mercados a los que se podría incursionar. Al mismo tiempo menciona que por parte del sector floricultor, esperan un apoyo más abierto de las autoridades del Gobierno, ya que el clima de incertidumbre, sigue siendo la tónica en el sector empresarial o al menos las señales son confusas.

Futuro de Aeropuerto de Latacunga depende del Gobierno
Comentarios (0)Add Comment

Escribir comentario

busy
 


Sitio Web Diseñado y Actualizado por Carlos A. Loor Muñoz - Despacho del Asambleísta Fernando Cáceres - Quito.